Asistencia legal en accidentes

Una de las materias por las que es más conocido nuestro despacho de abogados es la reclamación de accidentes.

Los accidentes, tanto en el tráfico de vehículos (los más frecuentes) como los laborales y demás siniestros de la vida cotidiana, son situaciones no deseadas que provocan un inesperado quebranto en la vida de las personas tanto a nivel humano como económico y social.

En Lobato Abogados tratamos con especial atención a la situación personal de las víctimas de los accidentes, así como a las personas a las que se les reclama como consecuencia de un siniestro, tratando las situaciones en cada fase con especial atención.

Nuestro trabajo en cada momento es el siguiente:

  • Estudio de la situación y medidas a tomar con carácter inmediato tras el siniestro: Es muy importante contactar con el abogado a la mayor brevedad desde el momento en que se ha producido el siniestro. Dependiendo de las características y consecuencias del siniestro existen una serie de medidas a tomar con carácter urgente, tanto de carácter personal como legal con el fin de evitar el agravamiento de las consecuencias del accidente y para garantizar el cobro de las cantidades económicas que puedan corresponder como indemnización por las consecuencias del mismo. Por ello, en nuestro despacho asesoramos al cliente sobre las medidas a adoptar en ese sentido y realizamos todas las acciones necesarias en defensa de los intereses del cliente.
  • Negociación de las indemnizaciones y demás derechos cuya satisfacción corresponde a los clientes: en todo momento, hasta que se produce la satisfacción de las indemnizaciones y demás derechos de los clientes, negociamos, reclamamos y gestionamos todo lo necesario en su defensa.
  • Reclamaciones en vía judicial: Tanto si existe con anterioridad una demanda o denuncia judicial como si aún no se ha interpuesto, gestionamos todo el procedimiento en el juzgado con sus recursos e incidentes, asesorando en todo momento a los clientes sobre los procedimientos judiciales a seguir, acciones a interponer y pruebas a recabar, presentar y practicar. Y todo lo que sea necesario para obtener una sentencia favorable y garantizar y lograr el cobro de las indemnizaciones que procedan, en su caso, de acuerdo con los daños y perjuicios sufridos por el cliente.